,

Cómo adaptar un espacio de trabajo a cinco generaciones

cinco generaciones

Desde plug&go queremos mostrar nuestra forma de hacer arquitectura y cómo entendemos el diseño actualmente: pensamos en las personas, en transformar el espacio de trabajo y más en la actualidad, con la confluencia de cinco generaciones en un mismo entorno laboral.

Sabemos que es importante generar una flexibilidad que permita la incorporación de diferentes perfiles profesionales, pues por primera vez en la historia, cinco generaciones -que entienden la comunicación y la confianza de manera muy diferente- coinciden en el mismo espacio de trabajo. Por ello, tratamos de cambiar el modelo de liderazgo en las oficinas y transformar la confianza: pasar de centrarnos en un modelo jerárquico para basarnos en la responsabilidad.

cinco generaciones

“Nuestra visión siempre es desde fuera cuando nos enfrentamos a un proyecto: la intención es generar en el equipo un clima que propicie el liderazgo colaborativo, de manera que continúe con el cambio de paradigmas dentro de la empresa”, afirma Covadonga G. Quintana, socia directora de plug&go.

Tal como señala el Observatorio de Generación y Talento, en una misma oficina cada generación tiene sus propios valores, ideales, gustos y una manera personal de entender el mundo y el trabajo. Esta convivencia se desarrolla entre los tradicionalistas, los baby boomers, la Generación X, los Millennials y los Centennials, pero ¿qué caracteriza a cada uno?

  • Los Veteranos o tradicionalistas nacieron antes de 1955. Ven el trabajo como un privilegio, son leales a la empresa y respetan la cadena de mando.
  • Los Baby boomers, nacidos entre 1956 y 1970, se rigen por la fidelidad a la empresa, la antigüedad y los méritos. Consideran que el mundo ya no respeta esos códigos.
  • La Generación X, comprendida entre 1971 y 1981, trata de encontrar el equilibrio entre la vida laboral y la personal. Se consideran una bisagra entre dos mundos: Baby boomers y Millennials, por lo que también se sienten presionados por su entorno.
  • Los Millennials o Generación Y nacieron entre 1982 y el 1992. Se caracterizan por estar en constante comunicación con el mundo, necesitan de flexibilidad en su trabajo y son innovadores.
  • Los Centennials o Generación Z se corresponden a los nacidos entre 1993 y 2010. Es una generación que ya nació con la tecnología y los más mayores empiezan ahora su andanza laboral. Por la situación del mercado laboral, temen no poder demostrar sus capacidades.

Estas cinco generaciones se citan cada día en una misma oficina, en la que nosotros tratamos de crear un diseño que aporte diversidad y así, volverlo intergeneracional. Pero entonces, ¿Cuáles son los aspectos más importantes en una oficina para que sus cinco generaciones se comuniquen y trabajen con eficacia? Te damos las claves.

Claves para trabajar en una oficina intergeneracional 

La oficina: herramienta de comunicación

Un diseño bien pensado y una buena organización de los espacios mejoran la comunicación -tanto formal como informal- entre aquellos con un conocimiento afianzado sobre su trabajo y quienes acaban de terminar sus estudios, lo que deriva en un aumento del bienestar y la productividad general.

Espacios colaborativos para cinco generaciones

Disponer de zonas comunes en los que cada grupo generacional pueda relacionarse, intercambiar experiencias y compartir distintas perspectivas o métodos de trabajo, enriquece el entorno y fomenta la comunicación entre empleados de distintos cargos. De esta manera todos pueden aportar un valor diferente a la organización.

cinco generaciones

Espacio de descanso en las oficinas de Fibonad, Madrid.

Un espacio dinámico que transmita emociones y que al mismo tiempo te hace sentir como en casa es ideal, por ejemplo, para los Millennials: necesitan un lugar para relacionarse todos al mismo nivel, en el que sean todos iguales.

Diseños adaptados a la empresa

No sólo hay que pensar en las generaciones, sino también en que la planificación espacial debe ir dirigida al espíritu de la empresa. “Cuando pensamos en transformar el espacio de trabajo, para nosotros lo que importa es quién eres, cómo te quieres ver en los próximos años (…) queremos diseñar tu espacio óptimo, que es diferente para cada compañía”, sostiene Covadonga G. Quintana.

Digitalización del mundo físico

Prestar atención a las nuevas formas de trabajo es esencial: incorporar las nuevas tecnologías al espacio laboral, cuya productividad podrán explotar sobre todo los más jóvenes, fomentará el aprecio de su talento y por tanto facilitará su integración. De esta manera se hace del entorno digital un valor añadido.