nuevos modelos de liderazgo
,

The Jam office, una oficina para los nuevos modelos de liderazgo

Por Covadonga G. Quintana. Socia de plug&go arquitectura corporativa

nuevos modelos de liderazgo

La llegada de nuevos modelos de liderazgo conlleva la renovación de los espacios de trabajo. Estas nuevas culturas, impulsadas por la globalización, las nuevas tecnologías y la incorporación de las generaciones X e Y en las empresas, se caracterizan por ser más horizontales y participativas, espacios donde todos aportan dentro de una armonía y visión comunes; como las sesiones de las bandas musicales de Jam.

Pero de nada sirve gestionar equipos de forma diferente si el espacio de trabajo pone barreras a esas dinámicas más comunicativas que tratan de impulsar los nuevos directivos. Por ello, las empresas cada vez ven más necesario acomodar sus oficinas a los nuevos estilos de management, ofreciendo un diseño enfocado hacia las personas. Para que encuentren el espacio ideal donde puedan dar lo mejor de sí mismas dentro de un marco de bienestar y felicidad

Los nuevos modelos de liderazgo

Según el estudio realizado por el Observatorio Generación y Talento sobre Liderazgo Intergeneracional, las personas que pertenecen a la Generación X -nacidos entre 1971 y 1981-, son managers cercanos y empáticos con todas las generaciones y ejercen un liderazgo colaborativo de manera natural, basándose en la escucha activa y orientado a las personas.

Por otra parte, quienes pertenecen a la Generación Y -nacidos entre 1982 y 1992- se caracterizan por proporcionar de manera constante un feedback positivo, pues consideran que es muy importante el reconocimiento y la visibilidad del trabajo bien hecho, disfrutando de los éxitos con celebraciones informales y potenciando el flexible work.

Estos nuevos directivos, líderes y creadores de muchas de las startups tecnológicas punteras o en vías de financiación, han impulsado la demanda de un cambio en los espacios de trabajo jerárquicos, por otros que sean más abiertos, y que faciliten la comunicación y el trabajo transversal. De esta manera, las necesidades de la oficina actual crecen y cambian de la mano de los nuevos modelos de liderazgo que busca potenciar la competitividad y sostenibilidad de la empresa por vías diferentes más alineadas con la confianza, el intercambio y la interacción que con las órdenes de un jefe paternalista. El espacio de trabajo es un gran aliado para alcanzar esos objetivos.

Se demandan espacios más abiertos, que faciliten la comunicación y el trabajo transversal

Está muy aceptado en gran parte del ecosistema empresarial que un espacio de trabajo ya no es la suma de mesas y sillas, sino que es un lugar donde realmente, si está diseñado contemplando los cambios de paradigmas y acompañando los valores de marca desde dentro, se trabaja mejor en términos de productividad y felicidad del equipo.

Desde la perspectiva de sus colaboradores, y según el estudio citado, el líder ideal es una persona comunicativa, cercana, colaborativa, responsable, flexible e integradora. También resaltan aquellas cualidades de carácter emocional, como ‘humano’, ‘inspirador’, o ‘cercano’”. ¿Puede serlo en un entorno diseñado en formas cerradas y jerárquicas? Claramente, la respuesta es “no”. Ese nuevo estilo directivo que demandan las generaciones más jóvenes necesita un espacio de trabajo que reúna esos mismos atributos de flexibilidad, cercanía, integración y colaboración.

Cómo adaptar nuestra oficina a los nuevos modelos de liderazgo

Tras la crisis, la gran mayoría de las empresas iniciaron profundos procesos de transformación; modificando sus procesos, estructuras y modelos de gestión. Por ello, las oficinas deben acompañar a las empresas en sus procesos de transformación cultural. Entornos laborales que promueven una nueva manera de hacer las cosas y la facilitan, poniendo el acento en dos retos: conseguir que la oficina ayude a las empresas a construir marca, interna y externamente, y detectar las resistencias al cambio y trabajar con el equipo esas creencias para cambiar la emoción y garantizar el éxito del proyecto.

comunicación y branding
,

“La oficina es una herramienta de comunicación y branding”

Hace unos días, la empresa internacional de diseño de mobiliario para espacios de trabajo Ofita entrevistaba a Covadonga G. Quintana, socia directora de plug&go, en relación a la arquitectura corporativa.

Durante la entrevista, habló de los últimos proyectos realizados por plug&go: Yanbal, Covirán, Fibonad, Ventura & Garcés, Agustín de Foxá 25… También de los cambios en la forma de concebir y abordar la arquitectura actual.

Entrevista con Covadonga G. Quintana, socia directora de plug&go

 

¿En qué centráis vuestra actividad en plug&go?

En plug&go realizamos proyectos de arquitectura corporativa, acompañando a los clientes en su proceso de transformación y/o cambio de sede. Somos especialistas en sector terciario de oficinas y realizamos desde la concepción del espacio, diseño, ejecución de obra llave en mano, traslado y gestión del cambio.

Acabamos de vivir una profunda crisis en el sector. ¿Qué cambios ha producido esta crisis en la forma de concebir y abordar la arquitectura actual?

Yo diferenciaría entre los cambios en el contenedor (es decir, el edificio) y el contenido (que sería el espacio de trabajo):

  • Los edificios se están renovando, llevamos años donde las sociedades patrimoniales no renovaban su stock en un mercado bajista y mucho más atomizado, y hemos pasado a un mercado donde se han integrado sociedades creando un patrimonio mayor (como es el caso de Merlin y Colonial) con una estrategia clara de inversión y de rehabilitación y puesta en mercado de sus activos, haciéndoles más eficientes y más alineados a la arquitectura actual en términos- no sólo- de sostenibilidad sino también de accesibilidad y diseño.
  • Por otro lado, el espacio de trabajo también ha cambiado. La demanda tipo de oficinas se reduce en términos de metros cuadrados porque los espacios se configuran de forma diferente y porque, además, muchas multinacionales han centralizado sus departamentos staff en otros países de Europa y dejan sus sedes para los equipos de negocio. Además, la proliferación de start ups ha impulsado el crecimiento de espacios co-working y modelos mucho más flexibles que les permita abordar crecimientos sin estar atados a contratos de arrendamiento con obligados cumplimientos.

¿Cuál es la seña de identidad que os diferencia de la competencia?

En plug&go, nos hemos adueñado del concepto “arquitectura corporativa” porque para nosotros un espacio de trabajo es una herramienta de comunicación y branding.

Por supuesto que, como nuestros competidores, incorporamos al espacio nuevas formas de trabajo, bienestar y criterios de ergonomía, pero lo que nos diferencia es que ayudamos a la empresa a crear marca desde dentro, generando embajadores de marca en el equipo. Trabajamos este proceso desde el inicio sobre una metodología Design Thinking y trasladamos la marca en 3 ejes: Architectural Branding, Employer Branding y Experiental Branding.

¿Cómo os habéis adaptado al cambio de paradigma en la forma de abordar los proyectos mediante nuevas tecnologías?

La inversión en tecnología la hemos realizado tanto en formación del equipo en técnicas de diseño 3D como la incorporación de estas herramientas en nuestros sistemas.

Vivimos en la era del hiperrealismo. Ya no sirve esbozar una idea creativa, el cliente no quiere ensoñar, el cliente quiere ver cómo queda, y lo más aproximado a la realidad. Si no incorporas este tipo de visualización, ya no solo en fase de proyecto, sino en fase de propuesta, te quedas fuera. La idea debe ser muy buena, pero la imagen no puede fallar.

¿En qué proyectos estáis trabajando actualmente?

Actualmente estamos llevando a cabo la implantación de Ufinet, el gigante de fibra que GN ha vendido al fondo Antin. Un proceso de transformación muy interesante porque se trasladan a Torre Espacio en más de 2.000 con un nuevo modelo de crecimiento y de marca.

Hemos entregado recientemente Yanbal en Madrid, un proyecto a nivel internacional que nos ha permitido colaborar con equipos ubicados en distintos países, que es algo muy enriquecedor para nosotros, porque debes de pensar también en cultura del país a la hora de conceptuar el espacio

Destacaría también las implantaciones de Fibonad y de Clyde&co espacios que incorporan nuevos usos colaborativos e informales donde intercambiar ideas y desarrollar auténticos centros neurálgicos de conocimiento

En rehabilitación de edificios estamos desarrollando el proyecto y gestión de licencias de un activo propiedad de un fondo de inversión inglés en Agustín de Foxá 25.

¿Qué acciones lleváis a cabo para fortalecer y dar a conocer vuestra imagen de marca?

Todas las acciones de marca que realizamos, están dentro del paraguas “arquitectura corporativa” y están asentadas en tres pilares:

  • Innovación: la innovación se trabaja si estás cerca de los que innovan y están creando. En este sentido, plug&go está vinculado a 2 aceleradoras (Wayra-SEKLab) para mentorizar a start ups, acompañando a otros emprendedores. Realizamos talleres presenciales, sesiones particulares de coach, eventos en radio y RRSS
  • Experiencia: porque vamos más allá de pensar en bienestar, ergonomía o nuevas formas de trabajo; y porque queremos que una sede social sea el primer pilar para crear marca, embajadores de marca. Realizamos ponencias, artículos de opinión, notas de prensa, emailings y movemos redes sociales con estos mensajes y casos de éxito medibles.
  • Comunidad: creemos que siempre es mejor acompañados que solos y nos gusta compartir con otros. En este sentido, estamos a punto de lanzar un nuevo espacio comunidad en Bruselas que sea un Laboratorio donde intercambiar: formar y ser formados, y exportar nuevas técnicas de desarrollo de proyectos que permitan a las empresas gestionar los cambios con éxito.
espacio de trabajo motivador
, ,

Consejos para conseguir un espacio de trabajo motivador

Pasamos gran parte de nuestro tiempo en el trabajo, mucho más que en nuestra casa, por lo que tener un espacio en el que nos sintamos cómodos es vital. Sin duda, este es un aspecto que influye en nuestra motivación, productividad y bienestar.

Pero, ¿hasta qué punto pueden influir los espacios de trabajo en nuestras habilidades y aptitudes?

Lo cierto es que la infelicidad puede conducir a una falta de concentración mental que hace disminuir la calidad de nuestro trabajo, bajar nuestra productividad y aumentar el tiempo que necesitamos para la realización de las tareas.

espacio de trabajo motivador

Oficinas de Pharmex en Madrid, diseñadas por plug&go

Satisfacción laboral

Según el Estudio de Adecco sobre satisfacción laboral, “el 40% de los trabajadores alcanza la satisfacción laboral cuando es capaz de disfrutar y divertirse en el trabajo”. Se ha demostrado que los empleados motivados y felices son más productivos, creativos, trabajan mejor en equipo, se adaptan con mayor facilidad a los cambios y desarrollan una mayor tolerancia al estrés.

Un espacio de trabajo motivador

El diseño del lugar de trabajo tiene más importancia de la que habitualmente pensamos. Una buena organización y un diseño bien pensado mejoran el bienestar, la concentración, la productividad e incluso las ganas de trabajar de los empleados.

El estudio “Ethonomics: Designing For The Principles Of The Modern Workplace” realizado por la multinacional Teknion establece que el diseño del espacio de trabajo puede tener un impacto significativo en la felicidad del trabajador, por lo que sugieren utilizar en el diseño de oficinas los mismos principios que nos hacen felices y saludables en nuestro tiempo libre.

espacio de trabajo motivador

Oficinas de Yanbal en Madrid, diseñadas por plug&go

Para ello, te ofrecemos algunos consejos para conseguir un espacio de trabajo motivador.

Consejos prácticos para tener una oficina motivadora

  1. La luz natural es un elemento clave para el confort y bienestar de las personas en el interior de los edificios; por tanto, dentro de las posibilidades de cada espacio, es recomendable disponer de este recurso. La iluminación natural mejora nuestra calidad de vida, reduce la tensión ocular y la irritabilidad.
  2. Mobiliario funcional.  Además de atractivo, el espacio de trabajo debe ser práctico y facilitar la movilidad y la colaboración de las personas en el centro de trabajo. Recuerda que la ergonomía también es importante para que se facilite el flujo de ideas. Elementos como pizarras pueden fomentar el trabajo en grupo e incluso facilitar las buenas relaciones entre compañeros.
  3. Disponer de espacios de concentración y descanso. Facilitando que los empleados tengan un lugar donde meditar, concentrarse o simplemente descansar lejos de los ruidos habituales, podemos ayudarles a sentirse más agusto y cómodos en su día a día.
  4. Elementos naturales. Muchas oficinas tienden a ser muy frías e impersonales, espacios diáfanos con mesas ocupadas por los distintos trabajadores, ambientes grises y sin luz… Un lugar así no resulta muy motivador. Pero si combinamos diferentes elementos naturales como la madera o la vegetación podemos lograr un espacio mucho más atractivo.
  5. Integrar la tecnología con la vida en la oficina es algo fundamental para mejorar la productividad y el confort de los usuarios.
cambiar de oficina
, ,

Cuando cambiar de oficina deja de ser un “commodity”

Hemos pasado años asistiendo al cambio de sede como quien compra leche en un lineal, con una gran elasticidad de la demanda al precio, por encima del valor que puede aportar este movimiento, centrados en el euro/metro cuadrado.

cambiar de oficina

Covadonga G. Quintana, socia directora de plug&go

Los proyectos se lideraban al margen de la visión de la empresa, de las estrategias de marca, de lo que se proyectaba hacia afuera. Nos situábamos como espectadores de esta escisión entre consumidor y empleado, como si los primeros fueran capaces de respirar los valores de marca y los segundos estuvieran condenados a trabajar en una oficina que poco hacía presenciar lo que quedaba fuera, solo accesible al consumidor.

“Quien cuida de sus empleados, cuida de sus clientes” no parecía ser el leitmotiv de muchas compañías cuando abordaban un cambio de sede.

Sin embargo, me alegra asistir cada vez más a compañías que lideran su cambio desde un nuevo proceso de transformación, y en este proceso de transformación lo primero que identifico no es el manido “cambio de formas de trabajo”, sino que estos nuevos proyectos son liderados por otros departamentos que parecían escondidos o quizás volcados en la marca hacia afuera. Estos equipos -líderes- son recursos humanos y comunicación-marketing.

Y ¿qué ocurre cuando el proceso de transformación es liderado por expertos en personas y marca?, el cambio deja de ser un “commodity”, algo que hay que hacer al precio más ajustado y tangible y pasa a ser una campaña de marca hacia dentro, hacia el equipo, ese equipo que si no siente, no se emociona, no vive los colores, difícilmente podrá convencer hacia afuera.

Aparece una nueva forma de hacer arquitectura corporativa, de diseñar sedes sociales, de gestionar el cambio. Aparece una nueva forma de entender el branding, fuera de un logotipo, fuera del color de la marca. Aparece la creación de experiencias integrando lo que el empleado siente con lo que siente el consumidor, creando una cadena donde todo esta alineado, por y para personas.

Architectural Branding 

El diseño de la oficina no responde a criterios de productividad, sino a un término más amplio: bienestar. Sentirse bien pasa por sentirse empoderado. La arquitectura corporativa integra este nuevo modelo de liderazgo generando espacios flexibles donde poder formarse, reunirse, tener clases deportivas, asesoramiento en nutrición, descansar o tomar un café. Los valores de marca no se piensan solo para “los de afuera”, los valores de marca se trasladan dentro y no se hace incorporando al pavimento los colores del logotipo, sino creando espacios que comuniquen esos valores; dónde los empleados se relacionan de otra forma. Si el valor de una marca es la cercanía o la transparencia y se trabaja en espacios cerrados y sin comunicación, difícilmente se podrá aportar innovación a esa marca cuando se respira desde “dentro” lo contrario.

Employer Branding 

Buscamos talento y sobre todo buscamos que ese talento se comprometa y se enganche a la marca. Los últimos informes destacan que los “nuevos empleados”, millenials y Generación Z, basan sus decisiones de cambio en la identificación con la marca. Los intangibles tienen cada vez más valor en el modelo de fidelización del talento. Y la marca es lo que hace que una persona pueda optar entre una u otra compañía. La marca no es sólo lo que ven en medios on y off, sino que la marca se trasmite en las entrevistas de trabajo, a la hora de fichar talento; y marca se comunica -cada día- cuando se está integrado en la empresa y esta busca: compromiso y permanencia. Ese enganche se genera por comunicación-formación-liderazgo-reconocimiento. La comunicación interna (branding interno) es clave a la hora de crear “embajadores de marca” en los empleados.

Si se produce un cambio de sede, se diseña pensando en los valores de marca y si no se comunica y se lidera el proceso de cambio, hemos dejado fuera una pieza clave del éxito.

Experiential Branding

Hemos hablado mucho de la experiencia de cliente. De hecho, hemos pasado de un branding estático a un branding dinámico. La experiencia de cliente interno debería estar muy alineada al cliente externo. Recuerdo hace años en una reunión con un importante grupo de refrescos que asocia su marca a “la chispa de la vida”. Desde que entré en sus instalaciones, los graffiti del parking, la sonrisa del guardia de seguridad, la bienvenida de la persona de recepción, la tarjeta de acceso al edificio, el interiorismo de la sala de reunión informal y el propio equipo de marketing…Todo respiraba la chispa de la vida, todo estaba alineado a los valores de marca que- como consumidora- tenía. La experiencia de cliente es generar emociones y las emociones se crean no sólo con el diseño sino con la integración de las personas en esos valores.

Fuentes: Análisis de tendencias plug&go 2018.

 

cambios en la arquitectura
,

Los cambios en la arquitectura tras la crisis

La crisis económica que afectó a nuestro país en la última década ha impulsado diversos cambios en la manera de concebir y abordar la arquitectura, ya sea en las propias estructuras de los edificios como también al interior de los espacios de trabajo. De esta manera, hoy es posible ver estrategias alineadas con la sostenibilidad o la innovación en términos de accesibilidad y diseño.

“Llevamos años de crisis donde las sociedades patrimoniales no renovaban su stock en un mercado bajista y mucho más atomizado… y hemos pasado a un mercado donde se han integrado sociedades creando un patrimonio mayor con una estrategia clara de inversión y de rehabilitación y puesta en mercado de sus activos, haciéndolas más eficientes y más alineadas a la arquitectura actual”, comenta nuestra socia directora de plug&go, Covadonga G. Quintana.

arquitectura corporativa

Covadonga G. Quintana, socia directora de plug&go

Espacios reconfigurados

Algunos de los cambios más tangibles se reflejan en el hecho de que los edificios están experimentando un proceso de renovación, apostando por espacios de trabajo más reducidos en términos de metros cuadrados. Lo anterior, gracias a que diversas trasnacionales han tomado la decisión de centralizar sus departamentos en otros países de Europa dejando sus sedes para los equipos de negocios, por nombrar solo un motivo.

Otro cambio que se vive hoy es el crecimiento de las áreas de coworking, de la mano de la proliferación de los startups y la figura de los freelances. Según datos de El País publicados en febrero, el número de instalaciones de estas características creció un 50% durante 2017 y se estima que existen cerca de 10.000 oficinas de coworking en todo el mundo. Este boom ha cobrado especial importancia en las zonas urbanas del país, ya que cuatro de cada cinco de ellos están ubicados en Madrid o Barcelona.

“La proliferación de startups ha impulsado el crecimiento de espacios coworking y modelos mucho más flexibles que permitan abordar crecimientos sin estar atados a contratos de arrendamiento con cumplimientos obligados”, agrega Covadonga G. Quintana.

La tendencia hoy: arquitectura corporativa

Actualmente, las organizaciones están tomando cada vez más consciencia de que los lugares de trabajo no pueden ser concebidos únicamente por su mera funcionalidad, sino también como herramientas de comunicación y branding, entre otras funciones, lo que en plug&go nos gusta llamar arquitectura corporativa.

cambios en la arquitectura

Sede de Meta4 en Madrid, por plug&go

Para lograr desarrollar este concepto ayudamos a la empresa a crear su marca desde dentro, generando acciones como instaurar embajadores en el equipo, trabajar en base a la metodología Design Thinking y pensar el sello en base a tres ejes: Architectural Branding, Employer Branding y Experiential Branding.

“Todas las acciones de marca que realizamos están dentro del paraguas de arquitectura corporativa y se asientan en tres pilares: innovación, experiencia y comunidad”, dice nuestra socia directora.

Algunas de las empresas con las que desarrollamos estos conceptos en la actualidad son Decathlon y Meta4. En la transformación de sus sedes centrales se están realizando proyectos muy interesantes pues “respiran” branding en todo su proceso creativo, con equipos multidisciplinares compuestos por miembros tanto de sus propias compañías como de plug&go.

felicidad en el trabajo
,

¿Somos felices en la oficina?

Adecco Group ha lanzado su VII Encuesta Adecco sobre Felicidad en el trabajo, realizada a más de 3.500 trabajadores españoles. De los empleados encuestados por Adecco a lo largo de este 2017, 3 de cada 4 afirman ser felices en su trabajo (76,6%). Por lo que un 23,4% de ellos no es feliz en su puesto de trabajo. Además, esta proporción ha bajado casi 5 puntos porcentuales en los dos últimos años y se sitúa en su momento más bajo desde que comenzó a hacerse la encuesta en el año 2011, en plena crisis económica.

 3 de cada 4 empleados afirman ser felices en la oficina

Por otro lado, los resultados del estudio revelan que, a mayor edad, mayor es el porcentaje de españoles que se sienten felices en su trabajo frente a los encuestados más jóvenes. Los porcentajes están muy igualados entre hombres y mujeres, ambos se sienten igual de satisfechos en su empleo.

Factores que determinan la felicidad en el trabajo

Pero, ¿de qué depende esta felicidad? Los españoles afirman que lo más importante para ser feliz en el trabajo es disfrutar de un buen ambiente laboral, basado en relaciones personales fluidas y compañerismo, elegido con 8,23 puntos sobre 10.

En segundo lugar se sitúa la flexibilidad horaria como la fórmula para mejorar la conciliación de la vida personal con la profesional, que mantiene posición y valoración con respecto al año anterior.

El 64% de los consultados estaría dispuesto a sacrificar salario en beneficio de felicidad laboral.

El buen ambiente laboral y la flexibilidad horaria, lo más valorado por los trabajadores

Este estudio nos anima a compartir dos reflexiones. La primera, nos llena de alegría comprobar que cada día están más extendidos los estilos de liderazgo que ponen el foco en la felicidad de los trabajadores; no es una moda pasajera; ha venido para quedarse.

Ambiente laboral, horarios y sueldo son, por este orden, los principales factores que decantan la felicidad en el trabajo. La oficina, en concreto, tiene un papel importante como generador de bienestar. El lugar de trabajo es un factor diferencial en las relaciones laborales, y, por tanto, debería ocupar una posición central en las estrategias corporativas.

Los especialistas en arquitectura corporativa debemos centrar nuestros proyectos en lograr que la oficina sea un lugar donde el trabajador se sienta motivado, feliz y empoderado.

Para conseguir esa felicidad hay que afrontar el diseño de los espacios de trabajo desde el usuario y el “cambio del observador”.

 

balance de orgatec 2016
, ,

Nuevas visiones de trabajo, balance de Orgatec 2016

Orgatec, la feria internacional de mobiliario de oficina más importante, que lleva celebrándose en Colonia, Alemania, desde los años cincuenta, es un encuentro ineludible para el conocimiento del sector y un escaparate de tendencias. Plug&Go ha estado allí, y te hacemos un balance de Orgatec 2016.

balance de orgatec 2016

Balance de Orgatec 2016

Siempre atentos al mercado, no podíamos faltar a esta cita mundial referente. Como siempre nuestro interés es reconocer las tendencias, las propuestas que marcarán la diferencia en el futuro cercano y entender hacia dónde van los entornos laborales. He aquí nuestro balance de Orgatec 2016.

La visita ha resultado muy satisfactoria, en Orgatec 2016 hemos apreciado un elevadísimo nivel de las exposiciones, con propuestas que responden claramente a los nuevos conceptos de trabajo y a la transformación digital de las empresas. La digitalización no significa sólo una tecnología innovadora, sino que también es sinónimo de una nueva cultura del trabajo que revoluciona el diseño de oficinas.

El rápido avance de la digitalización cambia los procesos empresariales y genera nuevas formas de trabajo, lo que supone grandes desafíos para los que nos dedicamos al diseño e implantación de oficinas.

[Tweet «Las nuevas tecnologías están afectando directamente a la #arquitectura de las #oficinas «]

 

El trabajo de oficina tradicional, las jerarquías rígidas o la separación estricta de trabajo y el ocio están siendo reemplazados por formas digitales y flexibles de cooperación y transferencia de conocimientos. El internet de las cosas, y con ello la comunicación prácticamente ilimitada con y entre dispositivos inteligentes, comporta una nueva definición del entorno laboral y de la oficina. Orgatec nos ha mostrado reseñables soluciones innovadoras para este nuevo escenario de trabajo.

Los cambios sociales y tecnológicos requieren soluciones orientadas al futuro. En Colonia, hemos visto mobiliario de oficina salido de la impresora, robots en la oficina o avatares holográficos en las videoconferencias: lo que hasta hace poco sonaba a ciencia ficción es en parte ya realidad.

Orgatec nos ha mostrado que el lugar de trabajo ya no está ligado a un espacio determinado, sino más bien a momentos: momentos del trabajo en red a través de una perfecta integración de las tecnologías, momentos de bienestar, de inspiración, de una experimentación lúdica…

Durante nuestro recorrido hemos encontrado muchas propuestas que dan solución a una misma problemática, la necesidad de más espacios de colaboración en la oficina, ¿dónde confluyen las ideas? ¿Cómo son los nuevos puntos de reunión?: versátiles, móviles, informales… Los nuevos materiales y acabados aportan un aire más hogareño a los espacios de trabajo.

Otra tendencia que se impone –y nos encana que así sea- es el wellness, la sensibilización para generar entornos saludables.

El modelo de oficina tradicional está llegando a su fin, y el lema de la feria “Nuevas visiones de trabajo”  es una realidad.

transformación de la oficina
,

La transformación de la oficina | Rethink Barcelona

 

¿Cómo se están transformando las oficinas?

¿Acaso este contexto en continuo cambio está afectando a nuestros espacios de trabajo?

La evolución tecnológica, la flexibilidad de las estructuras empresariales y la descentralización están causando una constante transformación de la oficina. El próximo 20 de septiembre se celebrará en Barcelona una jornada destinada a debatir sobre este tema, y Plug & Go estará allí.

 

Rethink Barcelona

 

Captura de pantalla 2016-09-07 a las 13.25.25

Organizado por el Grupo Vía, este evento contará con diferentes ponencias de la mano de estudios de arquitectura e interiorismo de primera fila. Allí, se expondrán algunos de los últimos proyectos en marcha en este sector y a la vez se profundizará en temas como la rehabilitación, la búsqueda de la eficiencia y sostenibilidad, la identidad corporativa, el I+D+i, la internacionalización y la transmisión de valores de marca.

Covadonga G. Quintana, socia y directora de Plug & Go, hablará de la experiencia de cliente en los nuevos espacios de trabajo y presentará varios de su proyectos más recientes. El evento finalizará con un debate con todos los ponentes.

resiliencia
,

El futuro es de los resilientes

 

Resiliente es una palabra que seguro has oído en más de una ocasión. Nos cuesta un poco pronunciarla y nos recuerda a otras, pero ¿qué significa? ¿Quién es resiliente?

resilientes

Foto: © Fabián Madrigal

 

Se trata de un término que originariamente proviene del campo de la física, ya que define la capacidad de un material de recuperarse tras una deformación causada por un esfuerzo externo. Si hablamos de las personas, y desde un ámbito más psicológico, tenemos que referirnos a aquellas que saben adaptarse al cambio con rapidez. Además, las personas resilientes tienen la capacidad de hacer frente a situaciones adversas y aprovecharlas en su propio beneficio, virando a nuevos modelos donde fluya la creatividad y la capacidad de innovar.

No podemos negar que este grupo de individuos sea uno de los perfiles más demandados en las empresas, ¿qué jefe no va a querer a un empleado que genere oportunidades de la dificultad?

Pero, ojo, los resilientes son los perfiles más exigentes y que más cuesta fidelizar en las compañías. No solo buscan un buen salario, sino que, acostumbrados a lidiar con problemas, buscan compañías que les aporten intangibles: crecimiento (profesional y personal), buen clima laboral, compromiso y bienestar.

Fijémonos en los datos. Estudios recientes sobre el compromiso destacan que más de un tercio de los trabajadores de las 17 principales economías mundiales no están comprometidos con su trabajo. Otro tercio no se posiciona, declarando que no está ni a favor ni en contra de su empresa, pero no se involucra demasiado.

Con dos tercios de trabajadores no comprometidos a escala mundial, hemos pasado de analizar cifras a valorar y estudiar cómo poder cambiar las causas que permiten el aprendizaje transformacional de un profesional desmotivado a comprometido y por ende, resiliente.

compromiso de los resilientes

Foto: Ágora Social

 

Como expertos en el ámbito de la arquitectura corporativa, nos surge una pregunta: ¿Se puede utilizar una oficina como activo estratégico para modificar el grado de compromiso de sus ocupantes? Y la respuesta es: Sí, se puede.

Entonces, ¿cómo lo hacemos?

Algunos consejos que deberíamos seguir para conseguir un mayor impacto en la creación de resilientes son:

  1. Poder elegir el lugar donde trabajo dentro de la oficina. Sin la necesidad de estar sentado siempre en el mismo puesto.
  2. Tecnología móvil y conciliación. En la actualidad, las oficinas cuentan con un 80% de dispositivos fijos frente a móviles. La necesidad de aplicar la tecnología móvil a todos los perfiles, y no solo a los comerciales, dota de capacidad para poder trabajar desde casa. Debemos ser conscientes de que la conciliación es una demanda del resiliente, que busca ser tratado como un adulto y no tener que estar “condenado” a horarios presenciales.
  3. Espacios de concentración. La tendencia open space que fomenta la comunicación, es inviable para momentos de máxima concentración, llamadas o asuntos personales. El sector resiliente busca lugares donde poder realizar estas tareas, escapando del espacio abierto.
  4. Fitness y alimentación sana. Se buscan empresas que tengan un compromiso para fomentar el bienestar. Superado el discurso de aire limpio o luz natural de hace 10 años, ahora se busca facilitar el movimiento, deporte y alimentación sana, poniendo al servicio del resiliente herramientas que ayuden al organismo a poder abordar retos y buscar soluciones.