El trabajo del futuro, ¿se confirma el crecimiento del coworking?

trabajo del futuro

¿El trabajo del futuro será lo que ahora llamamos coworking? Esta tendencia en auge, que comenzó en EEUU, se está extendiendo cada vez más por toda España y Europa. Pero esta forma de trabajo está pasando de ser una tendencia a una realidad, especialmente por ejemplo entre las startup: el actual modelo de trabajo y de sociedad pedían un cambio, y el coworking parece que ha llegado para quedarse.

En líneas generales, esta forma de trabajo permite tanto abaratar costes como integrar a trabajadores de distintos perfiles en un mismo espacio colaborativo. Este, a su vez, se aprovecha de las nuevas tecnologías y del mundo digital para que exista una mayor colaboración entre empresarios.

trabajo del futuro

Asimismo, cuando coinciden diversos perfiles profesionales en cada uno de estos espacios orientados al trabajo colaborativo, pueden nutrirse de sus conocimientos, creando así una comunidad de coworkers.

Todo este sistema de trabajo está cambiando no sólo los procesos de trabajo, sino nuestras vidas. La experiencia colectiva que permite, la flexibilidad, la diversidad,… Son las claves para conseguir una mejor conciliación entre la vida laboral y la profesional, algo que muchos desean.

Es por ello que ya hay quienes se posicionan a favor de este sistema y además, afirman que dejaremos de hablar de coworking porque será el trabajo del futuro, la única forma de trabajo. Voces como la de Ben Nachoom, CEO de OneCoWork, afirman que “En los próximos años, el concepto coworking se habrá extendido tanto que la palabra coworking ya no existirá. En 2033, cuando alguien diga que va a la oficina, no tendrá que especificar que se trata de un coworking, porque todo el mundo trabajará en uno”.

El trabajo del futuro en 2018

A principios de este año, según la última Encuesta Global de Coworking: Previsión del Coworking para 2018 del portal alemán Deskmag, preveía que cerca de 1,7 millones de personas estarían trabajando en 18.900 espacios de coworking por todo el mundo, lo que supone un 33% más de coworkers sobre las cifras de 2017 y un 21% más de centros. Es decir, la cantidad de miembros según su ubicación seguirá creciendo por quinto año consecutivo.

Otros estudios han demostrado que trabajar en un entorno agradable, aumenta la productividad hasta un 49 %, tras observar las mejoras en la salud de las personas que trabajan en un coworking.

Son los valores que representa este modelo de trabajo, así como sus herramientas transformadoras, los que están llevando el coworking a formar parte de la vida de cualquier trabajador. ¿Alguien no querría trabajar en un espacio que fomente el compañerismo, el crecimiento, la innovación y la creatividad? El trabajo del futuro busca huir de la tradicional oficina aislada y quiere flexibilidad y experiencias.