La tecnología y el espacio como aliados en la nueva arquitectura corporativa

nueva arquitectura corporativa

nueva arquitectura corporativaEl estudio Workforce Study 2016 de Oxford Economics estimaba que en el 2020, el 45% de la fuerza laboral mundial iban a ser knowmads. Hace 4 años hablábamos de esos nómadas del conocimiento viendo que ese porcentaje estaba lejos de ser alcanzado. Sin embargo, la pandemia de la Covid-19 ha convertido en knowmads a muchos equipos que antes era impensable.

“Cambiar por estrategia, no por obligación”. Esa es la línea en la que ya trabajábamos en plug&go antes de la Covid-19. Plantearse el para qué vamos a la oficina, definir qué clústers a futuro y a medio plazo tiene más sentido que sean itinerantes, y cuáles lo van a incorporar como una medida más de conciliación y de flexibilidad, ya que no todos los perfiles son iguales en la organización, y requieren -por ende- de herramientas distintas para el desempeño óptimo de sus objetivos.

nueva arquitectura corporativa

Oficinas de Yanbal | Proyecto de plug&go

En la actualidad nos estamos encontrando con todas las compañías que adaptan sus espacios de trabajo a protocolos de higiene y salud, pero hay otras compañías que eligen ir más allá: transformarse. En este sentido, la tecnología y el diseño son aliados para culminar esa transformación –incorporando a través de la digitalización cambios de modelos de liderazgo, y a través del diseño, morfologías con entornos alejados de la idea de pradera o granja. Buscar el cambio estratégico y no por obligación-, ancla el propósito en positivo, y contribuye a  “mejorar” porque mira a medio plazo, y no simplemente adopta medidas a corto “para evitar miedos”.

Lo que buscamos a través de la tecnología es el Always on, es decir, poder estar siempre conectados y trabajar desde cualquier lugar. La oficina líquida. Ahora bien, el modelo por el que abogamos a través de la tecnología y su aliado: el diseño, no puede pasar de control en la oficina al control en casa, eso no es el flexibilidad. Flexibilidad es poder trabajar desde espacios diferentes a la oficina. Esa idea del espacio asociado a su uso, permite hablar de la oficina líquida.

En este concepto de espacios de bienestar, seguros y saludables, las instalaciones también tienen protagonismo y la tecnología permite adaptar las instalaciones a las personas, no para ahorrar energía sino para mejorar la calidad del espacio y su uso. Tecnología, a través de la domótica y la inteligencia artificial permiten flexibilizar y adaptar las instalaciones al uso en cada momento: iluminación, calidad del aire, presencia, aforos, control de temperatura, reconocimiento…

nueva arquitectura corporativa

Oficinas de Jungheinrich | Proyecto de plug&go

Avanzamos hacia un cambio del modelo de ocupación, por la definición de clústers donde habrá perfiles más itinerantes, más residentes, más colaborativos o más confidenciales, por lo que es fundamental que haya una herramienta que nos permita hacer uso de esa oficina para poder gestionar, reservar y sacar mayor provecho del uso del espacio, además de sus beneficios para el propio usuario y el equipo del mantenimiento y facilities.

En esta fase de desescalada, las zonas de office y de restauración junto con la recepción, son las zonas más calientes. Aquí la tecnología ayuda a la gestión del cliente externo, porque son puntos de encuentro, plazas donde las medidas de higiene cobran mayor importancia y donde la higiene ha de controlarse como punto de partida.

Haciendo una reflexión inspiracional, si nos planteamos para qué vamos realmente a la oficina -que no podamos hacer en cualquier otro sitio-, vemos que vamos a la oficina para tres cosas: propósito, comunidad y conexión. Porque es difícil conectar propósito y ADN de la compañía a través de una plataforma digital, es muy difícil conectar y crear ese vínculo emocional con el equipo en una plataforma digital y es muy difícil la conexión con otros partners o el networking. Esa energía humana no se puede transmitir a través de una pantalla, por lo que la oficina es un espacio que siempre va a permanecer, donde construir cultura.

En estas fases de desescalada y apostando por mirar no sólo el corto, sino el medio plazo, desde plug&go trabajamos en medidas de bienestar, incorporando herramientas para que las personas sean felices y conseguir una sociedad más sostenible a través del espacio de trabajo.

Por Covadonga G. Quintana