La estética Hygge llega a las oficinas

Hygge

Llegar a la oficina, preparar un café y acomodarte en tu espacio de trabajo para comenzar a desarrollar esa idea innovadora que lleva varios días rondando en tu mente. Si además a esto le acompaña un buen ambiente o un toque personal en tu espacio que te haga sentir cómodo, estarás viviendo un momento Hygge en tu oficina.

Hygge

La filosofía Hygge es de origen danés y su fin es disfrutar de las pequeñas cosas. No es de extrañar su procedencia, pues Dinamarca es un país que ha despuntado durante años en el Informe Mundial de la Felicidad.

Este concepto trata de prestar atención a los pequeños detalles que nos proporcionan buenas sensaciones, pero que suelen pasar desapercibidos. Por ello, si somos conscientes de la cantidad de horas al día que pasamos trabajando en la oficina, debemos dar importancia a cuidar de este entorno para estar en armonía con el espacio y así, disfrutar de más momentos de paz.

Así es como la estética Hygge llega a las oficinas

Crear un ambiente acogedor en nuestra oficina es posible cuidando detalles como la iluminación, o pequeñas cosas como unas flores frescas, que aportan un toque sencillo pero especial haciéndonos sentir más cómodos.

Hygge

Es decir, para crear un espacio hyggelig debemos estimular los sentidos a través de una sensación de armonía y refugio.

Utilizar materiales como la madera, elementos decorativos como plantas, flores o cojines de colores que no sean aburridos, así como disponer de una iluminación adecuada, favorecen un ambiente cálido y acogedor.

También, beneficiarse de espacios que inviten a sentarse para mantener una conversación agradable o para relajarse, así como que los elementos se adapten a las necesidades de las personas en cada momento: espacios para el silencio, luz regulable o material reconfigurable para un trabajo dinámico.

Hygge

La felicidad y el trabajo

Ya conocemos la importancia de adaptar el espacio para formar un entorno agradable. Sin embargo, un ambiente Hygge también se crea a través de nuestro comportamiento.

¿Cómo? Teniendo una actitud positiva, siendo agradecidos con nuestros compañeros, confiando en ellos y siendo responsables con nuestros objetivos, fomentando el talento, la formación y la colaboración.

Para plug&go lograr la comodidad, la tranquilidad y el bienestar de las personas, son claves para crear un ambiente de trabajo Hygge que atraiga el positivismo, la creatividad y las ganas de trabajar.