transformación de las empresas

Una nueva oficina, una oportunidad para la transformación de las empresas

Factores como la globalización y la digitalización han propiciado que las empresas estén en pleno proceso de transformación, lo que supone una oportunidad tanto para las propias organizaciones como para las personas que trabajan en ellas.

transformación de las empresas

Pero, ¿qué activo puede hacer que ambos aprovechen esta oportunidad? Sin duda, una nueva oficina ayudará tanto en la transformación de las empresas como en su meta por alcanzar sus objetivos, ambos partiendo de una adecuada estrategia de workplace.

¿Y las personas? Si surgen nuevas formas de trabajo, se necesitarán también sedes que faciliten esas nuevas formas de trabajo.

Una nueva oficina, una nueva oportunidad

La era post Covid19 ha acelerado ese proceso de transformación que ya veníamos viviendo. La manera de trabajar ha cambiado y nos ha ubicado en una nueva realidad híbrida: trabajamos desde casa y/o desde el tercer espacio, y reimaginamos las oficinas como un espacio para fomentar la colaboración y las relaciones entre las personas, obteniendo lo mejor de ambos mundos.

transformación de las empresas

Así, una nueva oficina se puede convertir en un espacio con el propósito de reforzar la identidad de marca, la cultura y los valores de la empresa, así como en un ecosistema que proporcione a las personas todo lo necesario para satisfacer los requerimientos de su trabajo.

Mientras, con el teletrabajo cada vez más presente en nuestras vidas, se facilitan la conciliación, la autonomía y el emprendimiento, dando paso a un modelo basado en la confianza y no en el control de las personas. Todo esto se produce en el marco de una mayor flexibilidad sin la que no se podría realizar.

transformación de las empresas

La transformación de las empresas y la digitalización

Por otra parte, además de la transformación vinculada a un cambio cultural, se suma la digitalización a este proceso de cambio. La demanda de nuevos espacios adaptados a las nuevas formas de comunicarse, las nuevas formas de distribuir el espacio o las nuevas tecnologías que ayudan a controlar el uso de las distintas áreas de trabajo, son reflejo de la transformación de las empresas de la mano de la digitalización.

Sabemos que el teletrabajo ha llegado para quedarse y que las oficinas nunca desaparecerán, pues siempre jugarán un importante papel para el desarrollo de las empresas. Tal y como afirma Covadonga G. Quintana, socia directora de plug&go, “vamos a la oficina para crear propósito, respirar cultura, crear objetivos comunes, crear comunidad y conectarnos de alguna manera”.

tercer espacio

El tercer espacio en la oficina, el punto de encuentro para la co-creación

A lo largo de la historia, el concepto “oficina” ha ido evolucionando hasta el punto de pasar de ser un espacio de trabajo individual y cerrado, a un lugar en el que impulsar el sentimiento de pertenencia de las personas en la compañía, así como fomentar su comunicación, creatividad y productividad.

En los últimos años, por otra parte, las empresas están descubriendo el valor de un tipo de espacios cada día más demandado: los “terceros espacios”, independientes de los primeros y segundos espacios (el hogar y el trabajo, respectivamente). Puede ser un hotel, por ejemplo.

tercer espacio

La idea de un espacio público y social fuera del hogar y del trabajo se conoce desde hace siglos. Pero no se había denominado como “tercer espacio” hasta que Ray Oldenburg exploró a fondo este fenómeno en su libro “The Great Good Place”, publicado en 1989. Y desde entonces no ha dejado de utilizarse.

Hoy, ese “tercer espacio” se está integrando en las oficinas.  Esto supone poner a disposición de las personas lo mejor de dos mundos que, además, son en los que más tiempo pasamos: la oficina y el hogar. Por tanto, este espacio común se caracteriza por crear un entorno compartido, acogedor y dinámico en el que las personas encuentren el confort de su hogar, al mismo tiempo que tienen a su disposición todo lo necesario para realizar cualquier tarea o trabajar de diferentes formas.

Es decir, no se trata del lugar para el break, sino que deberían ser áreas debidamente planificadas tras realizar una consultoría de espacios. Con un formato híbrido que transmite mayor libertad dejando atrás la rigidez de las oficinas tradicionales.

Es un espacio que favorece la cultura de equipo y la creatividad de las personas, y al mismo tiempo afianza los vínculos emocionales de la plantilla con la compañía.

tercer espacio

Las empresas solían creer que mientras más tiempo estuviese el empleado en su mesa, más productivo sería. Esa creencia ha sido derribada por completo. Las compañías se han dado cuenta de que el “trabaja cuándo y dónde quieras” aumentaba la productividad. La innovación y co-creación se generan más fácilmente cuando las personas se sientan en un mismo espacio para charlar de forma distendida.

El tercer espacio en las oficinas

Dependiendo de sus necesidades, las personas pueden utilizar espacios como salas de formación o de encuentro informal, para mantener una reunión presencial u online, hacer una llamada privada o realizar un trabajo individual en el que se necesita escapar del bullicio. Además, en este espacio no falta de nada: por ejemplo, materiales como pizarras, pantallas o gradas reconfigurables, se ponen a disposición de los trabajadores de manera que el espacio se adapta a sus necesidades, y no viceversa.

tercer espacio

A día de hoy, según Óscar Herrando, socio de plug&go, dada la situación actual “creemos que las empresas y sus empleados van a optar por un modelo mixto que combine el Home Office, con el trabajo presencial en la oficina, para colaborar con otros, y con ese tercer espacio. En definitiva, flexibilidad”.

El tercer espacio para las empresas

La creación de comunidad, de sentimiento de pertenencia a la compañía, así como la creatividad y la productividad de las personas se ven impulsados gracias a ese tipo de espacios, algo muy beneficioso para las empresas. Y es así dado que permiten trabajar de manera más informal, fomentando una transmisión de conocimientos y una relación diferente entre las personas y las distintas generaciones que podemos encontrar dentro de una misma empresa.

Como explica Covadonga G. Quintana, socia directora de plug&go, “Desde hace ya algunos años, venimos asistiendo a un cambio en el modelo de ocupación de las oficinas. Sobre todo, porque hemos pasado de un modelo de control a, cada vez más, un modelo de confianza en las organizaciones y, de jerarquías a modelos más materiales”.

En plug&go creemos en que “vas a la oficina para crear propósito, respirar cultura, crear objetivos comunes, crear comunidad y conectarte de alguna manera”, por eso todos nuestros proyectos siempre están dirigidos hacia las personas y su bienestar.

nuevas formas de trabajo
,

Cómo facilitar las nuevas formas de trabajo desde el diseño de oficinas

Muchas empresas han llevado a cabo en muy poco tiempo procesos de transformación, principalmente relacionados con la digitalización, estructura, cultura y las relaciones laborales que, en otro momento, podría haber durado años. El trabajo del futuro ya es hoy, y vemos que el contexto actual nos motiva a identificar cuáles y cómo serán las nuevas formas de trabajo, que afectan no sólo al trabajo sino a la manera de vivir de las personas -y entre las que es necesario encontrar un equilibrio-.

nuevas formas de trabajo

Oficinas de plug&go

Las nuevas formas de trabajo irrumpen en las empresas influenciadas por diferentes factores como la transformación digital, la extensión del teletrabajo, el desarrollo de las metodologías de trabajo Agile, la incorporación al mercado laboral de nuevas generaciones, la necesidad de mantener vivos los valores y el propósito de la empresa en una plantilla que no está en la oficina o el desarrollo de culturas corporativas y estilos de liderazgo que empoderan a los empleados.

Estos cambios aterrizan en estructuras organizativas flexibles y horizontales, una nueva fuerza laboral más autónoma y nómada que trabaja en red y nuevas dinámicas de trabajo colaborativas, flexibles e incluso más informales.

El espacio de trabajo no es ajeno a todos estos cambios; es el escenario donde todo esto ocurre, un facilitador de todos estos procesos de transformación.

No existen los límites en las nuevas formas de trabajo

Gracias a la tecnología y a esas nuevas culturas corporativas menos “paternalistas”, hoy podemos trabajar desde cualquier lugar y en cualquier momento, colaborar en remoto con equipos que están a miles de kilómetros y participar en un congreso sin movernos de nuestra silla. No necesitamos un despacho para trabajar y menos aún cuando los trabajadores del conocimiento son cada día más nómadas; trabajan por proyectos. Ni siquiera necesitamos un puesto de trabajo asignado; elegimos el espacio donde trabajar según la actividad que vamos a realizar.

nuevas formas de trabajo

CABOT Financial | Proyecto de plug&go

Además, con cada generación de jóvenes vemos cómo se desligan más los límites entre vida privada y laboral: el presencialismo y las largas jornadas de trabajo se difuminan en pro de la libertad personal y de la autonomía sobre el patrón laboral.

Todo esto genera una brecha en los conceptos tradicionales del trabajo y que nos lleva hacia las nuevas formas de trabajo: La ubicación física deja de importar, deja de ser un factor limitante y se habla ya de la “gig economy”, como cuenta este artículo del diario ABC, que “es aquella donde las empresas podrán tener un porcentaje significativo de profesionales cualificados, con los que se vincula por razón de proyecto, no por contrato laboral”. Se estima que en Reino Unido el 75% de las plantillas estarán formadas por este tipo de profesionales.

Dirigir desde la confianza

En todo este proceso cobra gran importancia para cualquier directivo su capacidad de integrar equipos diversos y en remoto, así como motivarlos para un siguiente nuevo proyecto. Ahí está su valor añadido. Además, el trabajo a distancia va a acelerar que, para cada tarea, se identifiquen roles y se clarifique quién hace qué: quién o quiénes realizan la tarea, quién toma la decisión y responde por ella…

nuevas formas de trabajo

GOAL SYSTEMS | Proyecto de plug&go

Sin embargo, el trabajo a distancia también entraña riesgos para la cultura corporativa. Perder el día a día de los trabajadores hace que desaparezcan el propósito y los valores de la compañía. Para evitarlo, es importante fortalecer los grupos de trabajo y potenciar la redarquía frente a la jerarquía tradicional. Además de contar con un espacio laboral que nos ayude a anclar ese sentimiento de marca y comunidad.

Una oficina multiusos para el trabajador nómada

Aunque el trabajo en remoto se está consolidando a gran velocidad, es un hecho que la oficina como espacio en el que compartir ideas no va a desaparecer. La experiencia persona a persona es deseable y para llevarla a cabo son necesarios espacios que fomenten lo experiencial por encima de las tareas repetitivas que pueden tener lugar fuera de la oficina.

Tal como explica Covadonga G. Quintana, socia directora de plug&go, “Si nos planteamos para qué vamos realmente a la oficina -que no podamos hacer en cualquier otro sitio-, vemos que vamos a la oficina para tres cosas: propósito, crear comunidad y conexión. Porque es difícil conectar propósito y ADN de la compañía a través de una plataforma digital, es muy difícil conectar y crear ese vínculo emocional con el equipo en una plataforma digital y es muy difícil la conexión con otros partners o el networking”. Es por esto que es necesario repensar el uso que damos al espacio de las oficinas, incluyendo menos puestos y más espacios para grupos de trabajo.

Las nuevas tecnologías son grandes aliadas cuando existen reuniones o conferencias que pueden realizarse de manera online, pero no pueden sustituir la experiencia de intercambiar ideas de manera presencial.

Esto hace que la oficina a la que habitualmente asistíamos, en la que contábamos con un puesto asignado y zonas de reunión, pase a ser un área de trabajo multiusos, para distintos momentos y propósitos, en la que el espacio estará definido por la actividad que deban realizar las personas, y serán estas quienes se desplacen por el edificio en función de la tarea que deban realizar.

trabajar como en casa

10 oficinas en las que trabajar como en casa

Buscamos un lugar en el que trabajar como en casa. Hace tiempo que las fronteras entre el diseño de espacios para el hogar y el de oficinas comenzaron a difuminarse, tratando de que las personas encuentren en su espacio de trabajo no solo confort, también inspiración.

trabajar como en casa

Oficinas de Globalvia | Proyecto de plug&go

Con este objetivo, colocamos a la personas en el centro del diseño de oficinas y de premisas como bienestar o wellness, que han sido siempre el punto de partida de nuestros proyectos. Y hoy más que nunca.

El concepto de oficina, el para qué y cuándo vamos, ha cambiado. Si bien ya hemos aprendido a trabajar en remoto, con los pros y contras de esta dinámica, ¿para qué necesitamos ir a la oficina? Para relacionarnos con otros, para vivir experiencias compartidas y de marca, para sentir que formamos parte de algo, para recuperar esa parte social de nuestra vida que se ha ido perdiendo, para recuperar cierta sensación de normalidad…

Como explica Covadonga G. Quintana en el último encuentro Insight Hour, organizado por Knight Frank y plug&go, “vamos a la oficina para crear propósito, respirar cultura, crear objetivos comunes, crear comunidad y conectarte de alguna manera”.

trabajar como en casa

Oficinas de Alantra | Proyecto de plug&go

Retornamos a la oficina con ese deseo de comunidad, pero también “tocados” emocionalmente por la incertidumbre, la inseguridad, la pérdida e incluso el miedo experimentado estos meses atrás.

Por ello, ese punto de encuentro que hoy es la oficina debe proporcionar a las plantillas un entorno sano, en el que se sientan a gusto y que les ayude a restablecer su equilibrio emocional.

Diseños acogedores para trabajar como en casa

Llegar a la oficina y sentir que estás en un hogar, que puedes trabajar como en casa. Ofrecer un diseño cálido y acogedor en un espacio de trabajo puede lograrse incluyendo elementos propios del mundo del hogar como cortinas, cojines, cuadros o plantas naturales. Y por supuesto, elementos que nos permitan interactuar de otra manera, más flexible, ágil y en momentos espontánea.

En plug&go trabajamos en la búsqueda de la humanización de los espacios de trabajo, en crear lugares con propósito, comunidad y conexión. A continuación os mostramos algunos de nuestros proyectos en los que sus trabajadores sienten que pueden trabajar como en casa y haciendo que vayan a la oficina porque quieran ir, y no porque tengan que hacerlo.

trabajar como en casa

AQUILA CAPITAL + AQ ACENTOR | Proyecto de plug&go

trabajar como en casa

Kónica Minolta Showroom | Proyecto de plug&go

trabajar como en casa

Oficinas de Findus | Proyecto de plug&go

trabajar como en casa

Oficinas de Yanbal | Proyecto de plug&go

trabajar como en casa

Oficinas de Clyde & Co | Proyecto de plug&go

trabajar como en casa

Oficinas de Globalvia | Proyecto de plug&go

trabajar como en casa

Oficinas de plug&go | Proyecto de plug&go

trabajar como en casa

Oficinas de Fibonad | Proyecto de plug&go

trabajar como en casa

Oficinas de Goal Systems | Proyecto de plug&go

espacio de trabajo en casa

El valor de un buen espacio de trabajo en casa

Las fronteras que separaban el diseño de espacios para el hogar y la oficina han comenzado a difuminarse desde hace tiempo, para empezar a centrarse en la búsqueda del máximo confort de las personas y su bienestar.

En esa búsqueda de la humanización de los espacios de trabajo, cada vez más las oficinas han ido incluyendo elementos propios del mundo del hogar, como puede ser el uso de cortinas, cojines, cuadros o lámparas.

espacio de trabajo en casa

Sin embargo en la actualidad, con el teletrabajo, está pasando un poco lo contrario: el mundo de la oficina llega al hogar y la cuestión es aprovechar ese entorno cálido que nos ofrece nuestra casa, no perderlo, añadiéndole la operatividad necesaria para trabajar en equipo virtualmente y poder llevar a cabo el trabajo diario.

Por tanto, cuando trabajamos desde casa, al igual que en la oficina, la calidad del espacio de trabajo cobra un gran valor. Debemos reservarnos un espacio que, como nuestro hogar, sea amable y confortable, pero al mismo tiempo debemos transportar a él elementos de la oficina.

espacio de trabajo en casa

Entonces, ¿cómo podemos lograr un buen ambiente de trabajo también en casa? ¿cómo conciliar vida familiar y profesional en un ambiente laboral que no es el nuestro?

El espacio de trabajo en casa

Trabajar desde casa no es simplemente trabajar desde una nueva ubicación, ya que es posible que nuestro hogar no esté acomodado para realizar esta función. Es por ello que debemos buscar un espacio de trabajo en casa que reúna ciertas características de la oficina, beneficiándonos de las comodidades del hogar.

Algunos elementos de la oficina que marcarán una gran diferencia para lograr confort y bienestar a la hora de diseñar tu propio espacio de trabajo en casa, son un buen aislamiento acústico, que podemos conseguir buscando un lugar tranquilo en el que no haya distracciones. Además, de ser posible, ubicarse en una zona bien iluminada priorizando la luz natural, ayudará a realizar un trabajo más productivo.

Asimismo, una mesa y una buena silla que nos ayuden a mantener una postura correcta durante las horas de nuestra jornada laboral, serán clave para promover una buena higiene postural, imprescindible para evitar dolores de espalda y preservar nuestra salud, sobre todo cuando pasamos muchas horas dentro de casa.

También debemos prestar atención a la calidad del aire en el interior de nuestro hogar, por lo que es muy importante conseguir una correcta ventilación, así como fomentar nuestro confort térmico manteniendo una temperatura adecuada. Además, colocar alguna planta en nuestra nueva mesa de trabajo para hacer un guiño a la naturaleza, siguiendo las líneas del diseño biofílico, puede inducir a que nos sintamos más cómodos y felices. Y por supuesto, no nos olvidemos de aprovechar para tomarnos un café en nuestra taza favorita.

De esta forma, se puede construir un espacio en el que ser productivos durante el tiempo que estemos trabajando desde casa. Ya sabemos que para un trabajo 100% remoto, además de contar con el material necesario, se debe valorar la calidad del espacio al igual que el de la oficina.

Desde plug&go trabajamos siempre para poner a las personas en el centro, aportando soluciones espaciales y garantizando el bienestar de todos. Puedes ver algunas de las “Historias que nos inspiran”: https://www.plugandgo.es/clientes/.

diseño biofílico

10 empresas que incluyen el diseño biofílico en sus oficinas

Los seres humanos hemos estado ligados a la naturaleza durante toda la historia. De hecho, en nuestros momentos de desconexión es probable que busquemos relajarnos viajando a la playa o a la montaña. Por ello, no es de extrañar que nos sintamos más cómodos en entornos de trabajo que evocan ambientes naturales.

diseño biofílico

Oficinas de CABOT FINANCIAL | Proyecto de plug&go

Con los años, el diseño biofílico ha pasado de ser una tendencia a convertirse en uno de los pilares básicos, tanto en la arquitectura como en la decoración de los espacios de trabajo, debido a las ventajas que trae para las personas y para las empresas.

diseño biofílico

Oficinas de GOAL SYSTEMS | Proyecto de plug&go

Además de vestir un entorno llamativo para clientes y público externo, los beneficios del diseño biofílico -demostrados en diversos estudios- se transmiten tanto en la salud y bienestar de las personas, como en los resultados, pues la felicidad de los trabajadores fomenta su productividad y creatividad.

diseño biofílico

Oficinas de QUADPACK | Proyecto de plug&go

Cómo impulsar el diseño biofílico

El diseño biofílico puede conseguirse con referencias directas e indirectas a la naturaleza. Desde contar con la presencia de plantas, árboles, luz natural y vistas al exterior, hasta utilizar materiales reciclados, maderas, ciertas texturas e incluso patrones irregulares, que nos alejan de las características líneas rectas de un diseño industrial.

diseño biofílico

Oficinas de KONICA MINOLTA | Proyecto de plug&go

diseño biofílico

Oficinas de COVIRÁN | Proyecto de plug&go

diseño biofílico

Oficinas de DEVO | Proyecto de plug&go

En definitiva se busca evitar aquellos elementos que evocan el ritmo frenético de la ciudad para construir entornos tranquilos que inviten a la reflexión y fomenten nuestra paz interna, ayudando a que el trabajo sea más productivo y cooperativo.

diseño biofílico

Oficinas de JUNGHEINRICH | Proyecto de plug&go

diseño biofílico

Oficinas de YANBAL | Proyecto de plug&go

diseño biofílico

Oficinas de GLOBALVIA | Proyecto de plug&go

Conscientes de los beneficios de la naturaleza

En plug&go somos conscientes de los beneficios de incluir elementos naturales en nuestros proyectos y, teniendo en cuenta que las personas pasan gran parte de su tiempo en las oficinas, cada vez son más las empresas que están apostando por incorporar el diseño biofílico en sus espacios de trabajo.

diseño biofílico

Oficinas de HIPOGÉS | Proyecto de plug&go

Hygge

La estética Hygge llega a las oficinas

Llegar a la oficina, preparar un café y acomodarte en tu espacio de trabajo para comenzar a desarrollar esa idea innovadora que lleva varios días rondando en tu mente. Si además a esto le acompaña un buen ambiente o un toque personal en tu espacio que te haga sentir cómodo, estarás viviendo un momento Hygge en tu oficina.

Hygge

La filosofía Hygge es de origen danés y su fin es disfrutar de las pequeñas cosas. No es de extrañar su procedencia, pues Dinamarca es un país que ha despuntado durante años en el Informe Mundial de la Felicidad.

Este concepto trata de prestar atención a los pequeños detalles que nos proporcionan buenas sensaciones, pero que suelen pasar desapercibidos. Por ello, si somos conscientes de la cantidad de horas al día que pasamos trabajando en la oficina, debemos dar importancia a cuidar de este entorno para estar en armonía con el espacio y así, disfrutar de más momentos de paz.

Así es como la estética Hygge llega a las oficinas

Crear un ambiente acogedor en nuestra oficina es posible cuidando detalles como la iluminación, o pequeñas cosas como unas flores frescas, que aportan un toque sencillo pero especial haciéndonos sentir más cómodos.

Hygge

Es decir, para crear un espacio hyggelig debemos estimular los sentidos a través de una sensación de armonía y refugio.

Utilizar materiales como la madera, elementos decorativos como plantas, flores o cojines de colores que no sean aburridos, así como disponer de una iluminación adecuada, favorecen un ambiente cálido y acogedor.

También, beneficiarse de espacios que inviten a sentarse para mantener una conversación agradable o para relajarse, así como que los elementos se adapten a las necesidades de las personas en cada momento: espacios para el silencio, luz regulable o material reconfigurable para un trabajo dinámico.

Hygge

La felicidad y el trabajo

Ya conocemos la importancia de adaptar el espacio para formar un entorno agradable. Sin embargo, un ambiente Hygge también se crea a través de nuestro comportamiento.

¿Cómo? Teniendo una actitud positiva, siendo agradecidos con nuestros compañeros, confiando en ellos y siendo responsables con nuestros objetivos, fomentando el talento, la formación y la colaboración.

Para plug&go lograr la comodidad, la tranquilidad y el bienestar de las personas, son claves para crear un ambiente de trabajo Hygge que atraiga el positivismo, la creatividad y las ganas de trabajar.

la creatividad de las personas

Espacios de trabajo que fomentan la creatividad de las personas

En sus oficinas de Silicon Valley, Google cuenta con The Garage, un espacio diseñado para que los empleados y colaboradores desarrollen su creatividad y el pensamiento disruptivo, haciendo que de una forma innovadora, las personas afronten retos o proyectos.

Encontrar la manera de motivar a las personas en su entorno laboral puede facilitar el que sean capaces de obtener, por ejemplo, mejores o diferentes soluciones a los retos que se les presentan.

En este proceso, los espacios físicos donde las personas desarrollan su actividad pueden tener una gran influencia en esa motivación y, sin duda, en el desarrollo de la creatividad de las personas y la innovación.

Por ello, en plug&go siempre subrayamos las necesidad de situar a las personas en el centro del diseño de estos espacios.

El espacio de trabajo y la creatividad de las personas

Las empresas más innovadoras y con la creatividad en su ADN cuentan con espacios diseñados para la generación de ideas, y de ecosistemas en los que se comparten y dejan fluir las ideas más disruptivas.

Entre nuestros clientes, encontramos cada día más ejemplos de empresas que apuestan por espacios de trabajo pensados en personas y en sus formas de trabajo más innovadoras.

la creatividad de las personas

Algunos ejemplos de ello son Nintendo, en cuya sede se respira la felicidad desde que entras, o Findus, que cuenta con unas oficinas que acogen al equipo en su “cambio de vida”, entre muchas otras compañías que han confiado sus sedes corporativas a plug&go.

En plug&go buscamos escuchar

Plug&go se convierte en un intérprete a medida, capaz de traducir el lenguaje del cliente a un proyecto de cambio que comunique, lidere, motive y forme al equipo en el nuevo paradigma.

El punto de partida en los proyectos que diseñamos y ejecutamos son las personas. Y dentro de este eje, buscamos escuchar.

propósito de marca

Un nuevo modelo de oficina para rescatar el propósito de marca

La arquitectura se ha convertido en una herramienta de estrategia de negocio, un instrumento con el que las organizaciones pueden, realmente, singularizar y atraer el target o el talento y creatividad que persiguen, rescatando su propósito de marca.

propósito de marca

Oficinas de Famosa | Proyecto de plug&go

Este cambio en el diseño de espacios de trabajo está evolucionando de la mano de las personas que ocupan cada uno de estos lugares. De esta forma, se ha dejado de hablar de sujetos pasivos para pasar a centrarnos en sujetos demandantes, ya sea un cliente externo o un empleado de la corporación.

Hace tiempo que el antiguo modelo de oficinas ha desaparecido junto a aquellos puestos fijos que contenían sillas de trabajo frente a un ordenador. Además del fomento de la cooperación y socialización entre las personas, la inclusión actual de nuevos espacios para el descanso o la relajación motivan muchas veces la creatividad, ¿quién no ha tenido una gran idea en el lugar que menos se esperaba, descansando o en un momento de desconexión?

propósito de marca

Oficinas de Findus | Proyecto de plug&go

En lo que al diseño se refiere, el hecho de que ahora todo esté centrado en la persona nos debe llevar a configurar la etapa de diseño del proyecto desde una fase anterior, una fase de consultoría en la que lo realmente importante es preguntar al cliente el “por qué” y no el “para qué”.

De esta forma, no sólo se mejora la calidad y el ambiente laboral, sino que se ayuda a través del espacio a rescatar el propósito de marca y a incorporar elementos fundamentales, como la tecnología. En esencia, se trata de que el cliente consiga sus objetivos estratégicos: gestionar la resistencia al cambio, búsqueda de target, alcanzar objetivos, la fidelización, la recurrencia…

¿Qué es lo que más afecta al diseño?

“La tecnología y el compromiso de las marcas por crear un mundo mejor, son los dos factores que vemos que más han cambiado a lo largo del tiempo y que además, se enlazan mucho con el propósito de la marca”, nos explica Covadonga G. Quintana, socia-directora de plug&go, “esto afecta mucho al diseño, porque tanto los Millennials como la Generación Z compran marca personal, buscan que la marca tenga algo que ver con ellos”.

propósito de marca

Oficinas de Goal Systems | Proyecto de plug&go

En la actualidad, la tecnología afecta a muchos elementos de diseño sobre los que anteriormente no ejercía ninguna influencia. No se nos ocurría pensar en la realidad virtual o en un mobiliario más tecnológico, flexible o amigable, y al igual ocurre con la iluminación.

En cuanto al compromiso por crear un mundo mejor, el bienestar se puede quedar en la base, incorporando elementos que lo recuerden, o puede haber marcas y compañías que quieran ir más allá, buscando que todos sus materiales tengan un recorrido sostenible, creando un compromiso real con el que efectivamente contribuyan a crear un mundo mejor.

En plug&go buscamos rescatar el propósito de marca

“Nuestro valor es ese, pensar desde el inicio en base a la arquitectura, definir el proyecto y luego hacer la ejecución de obra con unos compromisos de plazo, de coste y de calidad”, afirma Covadonga G. Quintana.

Para plug&go, el antiguo modelo de oficinas ha desaparecido para centrarse en las personas, y acompañando a las empresas en su evolución hacia un diseño beneficioso para todos.

neuroarquitectura
,

La neuroarquitectura como base para un diseño enfocado en las emociones

La neuroarquitectura está cada día más en auge en nuestra vida y tiene una buena razón de ser. Como explica Juan Luis Higuera, arquitecto e investigador de neuroarquitectura del Instituto i3B en la Universitat Politècnica de Valencia, pasamos el 90% de nuestro tiempo en espacios construidos. Esto nos abre los ojos a la importancia de crear espacios que sean humanos, saludables y que generen bienestar.

neuroarquitectura

El espacio tiene un gran poder sobre nuestro cerebro, por lo que un diseño adecuado en las áreas de trabajo influye tanto en nuestro estado de ánimo, como en nuestras habilidades sociales y profesionales, ya sean la creatividad, la productividad o la capacidad de innovación, entre muchas otras.

La neuroarquitectura sabe cómo influir en nuestro cerebro porque estudia y tiene presente aquellos elementos que le afectan, como la disposición, distribución y forma del espacio y el mobiliario, los elementos naturales o todo aquello que tengan presentes nuestros cinco sentidos. Es decir, diseña el espacio para influir en nuestras emociones, pensamientos y conductas.

neuroarquitectura

La iluminación, las texturas, los sonidos o los colores y sus tonalidades afectan a nuestro cerebro, sobre todo en nuestro estado de ánimo, lo que repercute en nuestra actitud a la hora de tomar decisiones, así como la posibilidad de disponer de espacios informales y/o exteriores, ya que estar en contacto con la naturaleza ayuda a que el cerebro pueda desconectar.

neuroarquitectura

Esta disciplina se centra en un diseño enfocado en el funcionamiento del cerebro de quienes ocupan el espacio. Por ejemplo, elementos arquitectónicos como la altura de los techos influye de manera positiva en actividades artísticas y creativas si estos son altos, y favorecen la concentración si son bajos.

La neuroarquitectura también trabaja en componentes como el uso de espacios abiertos y su forma, pues los espacios rectangulares provocan una menor sensación de espacio cerrado que los cuadrados, o en diseños con ángulos marcados o en punta, que favorecen la aparición del estrés, por poner algunos sencillos ejemplos.

neuroarquitectura

De esta forma, la neuroarquitectura busca entender, a través de la neurociencia, cómo el espacio afecta a la mente humana. Por ello, el psicólogo y director de la cátedra cognitiva de la ETH Zurich, Christoph Hölscher, uno de los líderes en el campo de la neuroarquitectura, explica en una entrevista a Clarín ARQ que su propósito es “entender, describir y predecir cómo se comporta la gente en los espacios para transmitirles a los arquitectos y diseñadores la manera de mejorar la concepción de grandes edificios”.

En plug&go diseñamos en base a la neuroarquitectura

El diseño centrado en las personas y en sus emociones siempre toma las riendas de los proyectos que desarrollamos, porque en plug&go nos preocupamos por proporcionar bienestar y calidad de vida, además de fomentar la felicidad y la productividad, reduciendo el estrés y la ansiedad.