,

Dime tu color y te diré cómo actúas

color corporativo

“¿Cuál es tu color preferido?” Así podría comenzar la lluvia de ideas de cualquier reunión para decidir el logo de una compañía, la imagen de sus oficinas o su color corporativo. En cambio, la elección del color no es, ni mucho menos, una decisión que pueda tomarse a la ligera.

Cada color transmite unas sensaciones y un efecto diferente en la conducta humana, tanto es así que existe todo un campo de estudio dedicado a analizar estas cuestiones. El azul cielo inspira serenidad; el banco, pureza; el naranja, diversión; el rojo, energía… Este último, tan utilizado en publicidad y branding, está destinado a generar excitación y agitación. Por eso, en interiorismo no sería tan conveniente utilizarlo sin sentido en cualquier espacio.

La elección del color es clave. Y lo es también cuando desarrollamos el concepto de diseño de una implantación. Es importante tener esto en cuenta, ya que el color de la oficina es uno de los aspectos que pueden hacer mejorar la productividad y bienestar de los trabajadores.

[Tweet “El #color elegido en la #oficina es clave en la #productividad de los empleados”]

Buceando en investigaciones que puedan avalar la importancia en la elección del color en los espacios de trabajo, nos encontramos con una reciente investigación. Un estudio, realizado por la Universidad de Texas, en Estados Unidos, y publicado por la revista Fast Company, revela resultados sorprendentes.

Este estudio trabajó sobre grupos de tres personas y les sometió a medición de productividad en espacios pintados en diferentes colores. Los resultados sostienen que las personas que trabajaron sobre un espacio en blanco fueron menos ágiles, creativas y productivas que los grupos que lo hicieron en aguamarina y rojo.

¿Curioso? Nancy Kwallet, líder del estudio mencionado, argumenta que el color blanco, así como su casi opuesto –el gris-, no motivan la productividad. Llama tremendamente la atención este hecho, puesto que si pensamos en los espacios de trabajo, veremos que la gran mayoría son blancos o grises. Más aún, si ponemos atención en el diseño de hace 10 años, donde la moda minimalista de espacios blancos se impuso.

Si tuviéramos que diseñar un manual que nos permitiera conceptualizar y crear espacios de trabajo más beneficiosos, podríamos aplicar la siguiente matriz: color-espacio-tipo asociado.

 

color corporativo

 

Una forma más de generar experiencia de cliente es asegurarnos aplicar color en las zonas destinadas a estimular y fomentar la creatividad del equipo.